• 1.2 Motivación

    Si durante un breve período de tiempo (por ejemplo, durante la hospitalización de un ser querido), pone un esfuerzo máximo en el cuidado y deja en un segundo plano sus propios deseos y necesidades, es como si estuviese haciendo un “sprint” o carrera rápida y llegará a la meta con cansancio, pero sin dificultades.

    Pero si el cuidado se prolonga en el tiempo, como es el caso, y en vez de hacer un “sprint o carrera rápida” tiene que correr una “maratón”. ¿Qué cree que ocurrirá si se enfrenta a ella de la misma forma? Le faltará energía, sufrirá calambres y finalmente tendrá que abandonar la carrera porque “ya no puede más”.

     De esta forma, si cuida sin cuidarse durante mucho tiempo, tendrá serias repercusiones que afectarán a su propio bienestar y al de la persona cuidada, piense y respóndase si ¿Trata a otras personas de la misma forma cuando está alegre que cuando está triste? ¿Hace las cosas de igual manera cuando tiene energía que cuando está cansado?

    Es importante que intente equilibrar el cuidar y el cuidarse, atendiendo al familiar, pero sin olvidarse de usted.

     Más que dedicar su vida a cuidar, cuidarse debe ser prioritario en las cosas que hace y ocupar una parte importante de su tiempo.

    Para que entiendas más este concepto dale clic al video