El trastorno depresivo mayor es una condición importante desde el enfoque de salud pública, dado que afecta la funcionalidad global de los pacientes, sus familias y su entorno social; lo anterior está relacionado con los altos costos económicos sobre los sistemas de salud. Reconocer el magnitud de la problemática, es uno de los pasos para optimizar la atención de los pacientes con depresión; también lo es, establecer el vacío de conocimiento en los médicos generales para realizar un diagnóstico temprano; un tratamiento adecuado; una remisión pertinente y la prevención oportuna de la condición. Los médicos generales deben estar capacitados para ser los garantes del acceso a la atención adecuada para el trastorno depresivo mayor, desde el primer nivel de atención. La expectativa es que con este curso, se realice un aporte al mejoramiento de la capacidad resolutiva de los médicos generales encargados del manejo de pacientes con trastorno depresivo mayor.

En este curso se presentan las herramientas  basicas  de salud familiar que permiten ver la familia en forma gráfica, conocer la forma de relacionarse entre ellos e identificar sus redes de apoyo comunitario, la funcionalidad como grupo y hacer un planteamiento de las acciones más efectivas para promover la salud de sus integrantes.